Etiquetas

TÉCNICA (458) ECONOMÍA (319) POLÍTICA (281) BIOLOGÍA (255) SOCIEDAD (255) TRANSCENDENCIA (231)

jueves, 27 de septiembre de 2012

Encuesta. ¿Que opináis?. REFLEXIONES SOBRE LA CRISIS


Un amigo me comenta:
Te envío, por si las consideras de algún interés, unas reflexiones mías acerca de la crisis total en la que estamos inmersos.
Cada día que pasa voy entendiendo menos lo que ocurre. Quizás porque me voy dando más cuenta de lo que maquinan los poderes nominales y los "fácticos" contra los ciudadanos honrados, que lo que hacen es trabajar y pagar.
Estos poderes que tratan de atenazarnos y sus acciones, quedan muy bien reflejados en el lamento y advertencia del Libro de Miqueas :
"¡Ay de los que proyectan iniquidades y traman el mal durante la noche!. Al despuntar el día, lo realizan, porque tienen el poder en su mano. Codician campos y los arrebatan; y casas, y se apoderan de ellas; oprimen al dueño y a su casa, al propietario y a su herencia."
En efecto, pasan el tiempo pensando en como "acechar al justo", en como exprimir al honrado, para mantener lo superfluo, lo inútil, lo caduco, lo fatuo. Están sentados en ello y de ahí no quieren moverse, aunque para su objetivo necesiten "oprimir al dueño y a su casa".
No quieren eliminar empresas públicas superfluas, televisiones inútiles, asesores fatuos, coronas caducas.
¿Cómo forzar un cambio de conducta?. Creo que la solución está en la rebeldía y en la austeridad.
El espíritu del rebeldía                                                   nos dará el coraje para ser austeros, y
el espíritu de austeridad, de renuncia y de sacrificio  nos dará la independencia para ser rebeldes.
Habrá que hacer de la necesidad, virtud.
¿Habrá que pasar un poco de frío este invierno voluntariamente, por los que lo van a pasar a la fuerza?, ¿habrá que privarse de muchas cosas por los están siendo privados de todo ?, ¿habrá que privarse de coches nuevos por los que han perdido su coche viejo?.
La mayor amenaza contra nuestros poderes públicos es " consumir lo imprescindible".
Aumentar el consumo interno, solo servirá para darles un margen de maniobra mayor para continuar con sus fechorías.
Se puede pensar y con razón, que una actitud así nos hará más pobres. Es cierto, pero prefiero hacerme pobre, a que otros me hagan pobre. Prefiero que mi pobreza sea libre a que sea sobrevenida, porque la pobreza va a seguir avanzando y afectando cada vez a más gente. 
Cuando no haya tanto despilfarro, tantas piscinas olímpicas vacías, tantos palacios de congresos que hay que ocupar con jornadas cada día más inútiles y sin contenido, tantas infraestructuras ruinosas, tantos políticos y asesores sin fuste, tantas prevendas y prevendados. Cuando consigamos que eso sea insostenible y desaparezca, empezaremos a ser más ricos.
Sería bueno a nivel de personas, de familias, de pueblos, no querer ser los que más hemos hecho o acumulado.
No nos hace falta tener todo lo que hay en el mercado o el mayor PIB.
 Me quedo, eso sí, añadiendo una importante dosis de optimismo y esperanza, con aquello que escribió Ramón Gómez de la Serna en su "Automoribundia":
"No quiero haber vivido mucho, ni viajado mucho, ni amado mucho, ni escrito mucho, sino haber levantado mucho la vista hacia las cosas asistido por mi alma limpia y altruista de pobre de solemnidad, y haber comprendido en esa contemplación y con tolerancia, la inanidad de todo, y que entre lo inane lo que es menos es lo bueno y lo bello, entendiendo por bondad el cariño desinteresado por las ideas, por las cosas visibles e invisibles, por las personas nobles, y entendiendo por lo bello lo que ya está revelado como tal o lo que lleva latente y aun en secreto la belleza futura y sólo se sabe que es así por lo que se oye en los sueños y en los suspiros".         

No hay comentarios: